Te proponemos el viaje de fin de curso definitivo

Disfruta de viajes de fin de curso en Cantabria personalizados para tu centro educativo con la tranquilidad que ofrecen nuestros monitores experimentados.

Viaje de fin de curso para estudiantes en grupo

Una de nuestras metas en Finca El Mazo es que nuestros visitantes disfruten del mejor viaje de fin de curso de su vida. Es cierto que competir con destinos más turísticos como las ciudades europeas es muy complicado, pero no hay que olvidar que Cantabria es una de las Comunidades más impresionantes y con más tesoros de España, lo que la convierte en un destino ideal para los colegios.

Por eso, hoy queremos proponeros el viaje de fin de curso ideal para descubrir todos esos lugares maravillosos que tenemos bien cerca, desde la mítica y única Cueva de Altamira hasta las doradas playas bañadas por el Cantábrico pasando por los inmensos y verdes bosques del Parque Natural del Saja-Besaya o las montañas que sobrepasan el cielo de los Picos de Europa.

¿Empezamos?

Comenzaremos nuestro viaje con la llegada a Finca El Mazo donde conoceremos a nuestros monitores, nuestra familia durante la estancia, que nos explicarán lo que vamos hacer durante los próximos 3 días pero que todavía es secreto ;)

El primer punto del día es una serie de actividades para conocernos mejor y calentar motores para lo que está por venir. Así, que escalaremos la torre de aventura y  nos deslizaremos por la tirolina a gran velocidad para terminar acertando al blanco con nuestras flechas en el tiro al arco.

Ahora que hemos abierto el apetito, es hora de reponer fuerzas con un buen almuerzo y acercarnos a Laredo a descubrir su magnífica playa de La Salvé (porque un viaje de fin de curso no es viaje ni es nada sin un buen descanso en una playa idílica).

Y para terminar el día, una buena cena seguida de una gimkana nocturna por toda la Finca.

Día dos: descubriendo Cantabria

Tras un buen desayuno, nos dirigiremos a Santillana del Mar para descubrir uno de los pueblos medievales mejor conservados de España y que, por si no fuera poco, cuenta con el Museo de Altamira y la Cueva de Altamira entre sus puntos claves, donde comeremos y disfrutaremos de un día en el que también nos acercaremos a Comillas, una villa marinera con una grandísima historia detrás.

Día 3:  el cielo cántabro

Por si la jornada de ayer no fuera poco, hoy viajaremos al Parque Natural del Saja-Besaya para vivir de primera mano la naturaleza de Cantabria con sus bosques y animales y seguiremos hasta los Picos de Europa, donde nos quedaremos atónitos por el tamaño de las montañas.

Para terminar el día, volveremos al campamento base de Finca El Mazo y ya nos despediremos hasta otra ocasión porque, todo aquel que viene de viaje de fin de curso a Finca El Mazo, repite. ¿Te animas?

Deja tu comentario

Tu email no será publicado

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.